Satoru Iwata, alguien que llego a referirse así mismo como un hombre que antes que un desarrollador y jefe de una gran empresa como Nintendo, primero era un Gamer.

A pesar de que Satoru Iwata ya no esté con nosotros, aún podemos recordar su memoria con mucho respeto gracias su aporte a los videojuegos. Un hombre que dejo un legado y un grabado en piedra de sus ideas para el mundo de las consolas; alguien que con solo decir su nombre dentro de Nintendo seguro es razón para un minuto de silencio.

Satoru nació en Japón en la ciudad de Kioto un 6 de diciembre de 1959; un hombre que desde su juventud tuvo gran interés en los videojuegos. Un punto fundamental y que proyectó su carrera como desarrollador, fue cuando pudo tener entre sus manos una Commodore Pet 2001; un ordenador doméstico que eventualmente desmonto en pro de poder comprender el funcionamiento de su circuitería. Tuvo la suerte que la primera consola de Nintendo llevara un gran parecido con la Commodore.

Para continuar sus estudios universitarios, Iwata ingreso al Tokyo Institute of Technology; especializándose en la carrera de ciencias de la computación, que le serviría para ampliar sus conocimientos sobre informática y cumplir su objetivo de ser desarrollador.

Él obtendría su primera propuesta laboral como programador mientras aún cursaba la carrera; esto, después de que su primer videojuego sencillo fuera exhibido. Así, Satoru Iwata se uniría a HAL LABORATORY INC. en 1980; lugar donde tendría la oportunidad crecer y pulir su talento.

Con el tiempo la empresa obtendría una propuesta de trabajo por parte de Nintendo, ahí Satoru tendría luz verde para desarrollar juegos en la Famicom (NES), el primer gran éxito de la gran «N». Ya ahí, tuvo la oportunidad de trabajar en grandes juegos como las franquicias de Earthbound y Kirby.

Debido al fracaso y casi bancarrota de HAL LABORATORY INC. Satoru Iwata pasaría a ser su presidente; con ello, la desarrolladora volvería a obtener una estabilidad financiera que promovió la salida de grandes títulos. En los años siguientes, Iwata colaboraría en el desarrollo de lo que se convertiría en juegos insignia de Nintendo, obviamente hablamos de Pokémon y Super Smash Bros.

El esfuerzo y dedicación de Iwata pronto le consiguió un puesto dentro de la gran «N»; y la empresa HAL LABORATORY INC. paso a ser parte de Nintendo gracias a su contribución y desarrollo de la empresa.

Y un tiempo después, la empresa de Nintendo se daría cuenta del impacto que generó agenciar a Satoru Iwata dentro de sus filas; multiplicando sus ganancias, disminuyendo costes de producción y acelerándolos, pero manteniendo los estándares de calidad. Tanta fue su contribución, que el señor Hiroshi Yamauchi al anunciar su retiro en el 2002 cedería el puesto de presidente de Nintendo a nadie más que Satoru Iwata.

Y así, él se convertiría en el cuarto presidente de la compañía de Nintendo, y el primero sin tener relación sanguínea en el negocio familiar. Con el mandato Iwata se busco encontrar una conexión amplia y alejada de las modas de los gráficos; esas modas a las que el mercado se había dejado sucumbir desde la generación de los 32 bits. Una época la base fundamental de los videojuegos se había perdido, girando rumbo hacia proyectos mayormente banales; donde no se daba importancia a aquello por lo que se empezó esta empresa, la diversión.

La llegada de Satoru Iwata también coincidió con el estreno de la Game Cube; que a pesar de su potencial gráfico, siempre estuvo por detrás de la arrolladora PS2 y una indiscorde XBOX. Así que, a partir de ahí los esfuerzos se centraron en reinventarse, siempre centrándose en los valores con los que Iwata había crecido.

Durante ese tiempo, bajo su guia, las relaciones entre los distintos departamentos de la empresa se estrechaban; así buscaba estimular a todos los trabajadores a sumarse con sus ideas a posibles desarrollos. Y ahí fue donde nació la Nintendo DS, la portátil heredo el peso de su antecesora y con la idea de Iwata que los juegos podían llegar a cualquier persona. Donde se enfoco a crear juegos que la competencia jamás llegó a considerar y que seria el esquema de desarrollo para las próximas consolas de Nintendo.

Con la Nintendo Wii, la empresa dio un paso definitivo a su transición como Gigante del Videojuego y que no haría de las modas su razón de ser nunca más. Donde plasmó a la búsqueda de la diversión como única frontera; un valor que Yamauchi siempre defendió.

Con la ayuda de Miyamoto, Iwata lideró el lanzamiento del sistema que cambiaría el rumbo de los videojuegos; y con ello, logro apoderarse de un mercado que durante años había pertenecido a la PlayStation, demostrando así que en la guerra de consolas aún quedaba mucho por decir.

Aun así, estos cambios no fueron bien vistos y Nintendo fue atacada como una empresa que fomentaba el casual gaming. No obstante, la compañía siguió firme a sus ideales y las próximas consolas como la 3DS y la Wii U mantuvieron esa columna de ideales; sin embargo, lamentablemente no terminaron de replicar el éxito de mercado de sus antecesoras.

Desde entonces, la labor de Iwata fue asumir el rol de CEO de Nintendo of America en 2013; donde se centró en revertir una oleada de pérdidas, que solo daría frutos en el 2015. cuando Nintendo tomo la decisión de apostar por el mercado de los dispositivos móviles, rompiendo así años de exclusividad.

Satoru Iwata fue un gran hombre que logró conectar con los usuarios gracias a su gran sentido del humor, su sencillez y su declarado amor por los videojuegos. El logró dirigir a Nintendo de forma magistral (aun con todas sus polémicas); a pesar de todo eso, poco a poco su llama de vida se iba consumiendo y esto hizo que Satoru se alejará de los focos de atención y el estrés cotidiano en 2014.

Satoru Iwata fallece a la edad de cincuenta y cinco años en julio del 2015; una noticia que cimbró toda la Internet. Ya que fueron miles las personas que lamentaron su pérdida, al ver como aquella figura que marco su infancia ya no estaba entre nosotros.

Y como era de esperarse, no tardaron en inundar la red los tributos y muchos agradecimientos; porque a pesar de todo Satoru Iwata más que un desarrollador y director, fue un jugador.


Te invitamos a seguir nuestras redes sociales Facebook y Twitter . Así como a dejar tus comentarios o sugerencias sobre nuestro contenido.

Deja tu comentario

Dejar respuesta