fumito-ueda-shadow-of-the-colossus-agamerlife

Un 18 de Octubre del 2005 fue la fecha de lanzamiento para el aclamado Shadow of the Colossus; publicado por Sony Computer Entertainment (SCEI)y desarrollado por Fumito Ueda, también creador de ICO.

Shadow of the Colossus es un juego de acción-aventura con un diseño de niveles muy sencillo; pero que supo aprovechar todos sus elementos para dejar a sus jugadores boquiabiertos.

Historia

Nuestro viaje comienza con Wanderer (vagabundo, hombre que deambula) el protagonista mudo de la historia que solo sabe decir “Agro” y silbar. Un personaje que se adentra a una zona prohibida huyendo de sus perseguidores. La razón es que Wanderer ha robado un objeto sagrado de su tribu.

Al ingresar en el templo Wanderer coloca a Mono en un altar; la chica que es la razón principal por la cual se desata esta odisea. El plan del chico es despertar a Dormin, un ser capaz de controlar las almas de aquellos que han tenido un final trágico; sin embargo, nada es gratis, y para poder completar está tarea el protagonista deberá buscar a los 16 colosos que representan físicamente a los ídolos (estatuas que mantienen sellado a Dormin).

En Shadow of the Colossus minimalista no significa sencillo

El creador de estás obras, Fumito Ueda, tenía algo en mente cuando los desarrollo; debe ser sencillo e ir al punto. El afirmaba lo siguiente:

“No me gustan los parámetros, en un principio cuando empiezas a hacer juegos; naturalmente haces lo que tu quisieras jugar. Además, también queríamos ser más atractivos para los no gamers“.

hidetaka-miyazaki-shadow-of-the-colossus-agamerlife

El trabajo de Fumito Ueda llego a motivar a desarrolladores como Hidetaka Miyasaki quien es más conocido por la saga Souls.

En base a esas palabras, podemos entender porque las dos obras más reconocidas de Ueda están desarrolladas por el famoso Sustractive Desing (Diseño por sustracción) que viene siendo el minimalismo en los videojuegos; donde se plantea que “si no es necesario, no lo necesitas ahí dentro”.

Así que, cuando nos referimos a un juego minimalista, podríamos usar de ejemplo juegos como No time to Explain donde se quita todos los añadidos innecesarios para el jugador; y solo se busca el entretenimiento. Una forma de regresar a esa época cuando los videojuegos eran divertidos por solo ser entretenidos.

Esto se deja muy claro en Shadow of the Colossus; ya que sus mecánicas son básicamente un proceso cíclico que se repite una y otra vez en cada uno de los niveles del juego.

  1. Buscas un coloso
  2. Batallas con el coloso
  3. Matas el coloso
  4. Regresas al templo inicial.

Su despliegue visual y sonoro es algo que jamás encontraras en otras entregas

Entonces, el juego no toma riesgos, su diseño sencillo lleva impregnada un aura de soledad; donde solo eres acompañado por tu fiel caballo Agro. Por lo tanto, es un viaje lleno de mucho silencio; aunque no siempre será así. Ya que en cuanto más nos acerquemos a los colosos un Soundtrack empezará a emerger; que poco a poco, nos irá envolviendo en la aventura a un grado épico, haciendo que el jugador se compenetre con el ambiente.

¿Qué hace realmente épico a Shadow of the Colossus?

Uno de los puntos más importantes es sin duda, el sistema de cámara; ya que apoya este diseño y se combina perfectamente con la música ambiental en los momentos idóneos. Dando un ejemplo, las batallas contra los titanes tienen una cierta música que los acompaña; pero cuando el jugador hace algo, como encontrar el punto débil del coloso; en ese momento la composición de la música se tiende más agresiva y con tonos más cortos; es como un buen vino acompañando un corte caro, del mejor restaurante cinco estrellas.

El encuadre en la cámara es una toma digna de cualquier director de película; esto hace de Shadow of the Colossus un juego hermoso de admirar mientras jugamos.

shadow-of-the-colossus-agamerlife

Cuando nosotros empezamos nuestra travesía la cámara acompaña con una toma épica; dejándonos en composición a un costado para admirar el entorno, esto no es casualidad; el juego tiene un algoritmo para buscar esas tomas amplias cuando aceleramos por largo periodo. Esto con el objetivo de ver de cerca al caballo, mostrarnos el cielo y un halcón que en ese momento acompaña nuestro viaje; sin duda, una postal inolvidable.

Dicho lo anterior, también hay que mencionar que la cámara llega a ser un desastre en ambientes cerrados; lo que hace que la jugabilidad nos genere una gran frustración y sea un poco cancina.

shadow-of-the-colossus-camara-agamerlife

A pesar de todo, cuando la cámara no está en combate llega a tener unas escenas preciosas.

¿Qué fue lo que se quedó en el tintero en Shadow of the Colossus?

Gran parte de lo que se desarrolló el juego fue en parte quitar y poner; esto se hace denotar en algunas áreas del juego en el cual había puntos de guardado que curiosamente no daban a ningún coloso cercano.

shadow-of-the-colossus-secretos-agamerlife

La respuesta era obvia, cuando se desarrolló el juego se tenían pensado más colosos de los 16 originalmente colocados, en realidad faltaban 8, esto haría un total de 24 colosos.

En su mayoría fueron descartados, ya que sus mecánicas implicaban un área más grande para enfrentarse a ellos y eso generaba un conflicto con el diseño de niveles ya establecido; por lo tanto, corregir dichos fallos tomaría meses y digamos que en la industria del videojuego ha dejado claro que las cosas deben salir en las fechas establecidas como fuera que hubiese quedado.

Shadow Bird o mejor conocido por los fans Avus es el único coloso que tiene un vídeo de su gameplay; aunque tristemente éste dura menos de 10 segundos. Se sabe que Avus es un coloso que debido a un bug en su ataque y el requerimiento de un enorme área de combate; lo convertía en un enemigo difícil de desarrollar en el juego preliminar; y como muchos, el fue descartado por ese detalle.

 


Te invitamos a seguir nuestras redes sociales Facebook y Twitter . Así como a dejar tus comentarios o sugerencias sobre nuestro contenido.

Deja tu comentario

Dejar respuesta